Otras Publicaciones




Ortega, Canossa y Asociados, PLc

ABOGADOS DE INMIGRACIóN

Frente a la Corte de Inmigración


Día a día ayudo a mis clientes a presentar diversas aplicaciones inmigratorias, como la Cancelación de Remoción, Asilo, o Ajuste de Estado por medio de una Petición Familiar o Laboral. Cuando es necesario, trato de ayudarle a residentes legales a presentar su pedido de perdón y demostrar su más genuino arrepentimiento por faltas anteriores. También represento a víctimas de violencia en sus aplicaciones para una Visa U o por medio de la ley VAWA. Algunos centroamericanos tienen la opción de aplicar para su residencia por medio de la ley NACARA. Y el TPS puede ser utilizado por personas provenientes de países como El Salvador, Honduras, y Haití.


Trabajo con el afán de ayudarle, no sólo a la persona en procedimientos migratorios, sino también a su familia. Estos procesos no sólo afectan al inmigrante que lucha por permanecer en Estados Unidos, también afecta la vida de sus hijos, padres o esposos, que en muchas ocasiones son ciudadanos norteamericanos.


La noticia titulada “Su hija lo salva de la deportación”, publicada el 24 de Febrero del 2012 por el periódico de HOY, expone un ejemplo muy conmovedor. El señor Armenta, uno de mis clientes, obtuvo su residencia gracias a los esfuerzos de su hija. Angélica, en ese entonces de 17 años, quien era una estudiante ejemplar y logró mantener la unidad de sus padres y sus cinco hermanos. Esta historia es muy interesante pues también brinda información detallada sobre la ley de Cancelación de Remoción. Explica los requisitos, limitaciones y beneficios en este tipo de procesos.


Como en este caso, presenciar el momento en que una persona obtiene su residencia, especialmente en una Corte de Inmigración, es una experiencia estremecedora. Al oír a un Juez decir que la aplicación “es aprobada” se recibe una dosis única de paz y optimismo. El deseo de brindar un abrazo solidario es incontrolable. La sonrisa del compareciente parece surgir desde lo más profundo del alma. El logro es embriagante y la tentación de compartir la noticia del triunfo es irresistible. Al inmigrante le cambia la vida. Y al abogado le motiva a seguir luchando. Y después de años de darle seguimiento a un caso, en un sistema con tantos obstáculos, la satisfacción que se siente hace que todo el esfuerzo valga la pena.


El DHS, encargado de iniciar procesos de deportación, es representado por abogados que se sientan al lado opuesto del inmigrante. Existen muchos factores que cambian la estrategia de cada proceso. Y solo un abogado con experiencia y actualizado en el área de inmigración tiene la capacidad de identificar las opciones de cada persona.


No todas las historias terminan con un final feliz. Miles de casos concluyen con una orden de deportación. Y aunque existen ciertos problemas que ni el mejor del los abogados pudiera resolver, sin importar el camino que se escoja, si la intención es obtener el mejor resultado posible, el inmigrante debe darle prioridad a su proceso, debe mantenerse informado y tener una buena relación son su representante.


Autor: Abogada de inmigración Marta Victoria Canossa.  La bogada Marta Victoria Canossa ha completado cientos de casos frente la Corte y el Servicio de Inmigración de Estados Unidos.  Es parte de Ortega, Canossa y Asociados, PLC, una firma que ofrece asesoría legal inmigratoria en todo el país.  Para más información visite www.ocalegal.com, Facebook, LinkedIn o Twitter o envíele un mensaje a canossa@ocalegal.com.  Revisado el 6 de Setiembre del 2014.


Este artículo ha sido publicado en Hoy Los Angeles y Blogger.


Artículo Anterior  -  Artíiculo Siguiente